miércoles, 29 de octubre de 2014

Así comenzó todo...Mi punto y aparte

Te levantas y piensas... "Un día más" pero lo que no sabes es que en unas horas no lo será, "un martes más" pero al final del día te das cuenta, que estabas equivocado y que ya forma parte importante de tu vida.

23 de septiembre de 2014 una fecha, la fecha que alguien decidió que debía cambiar mi vida.


Antes de seguir me gustaría que respondieses a estas preguntas:


¿Cuántas veces te has propuesto comenzar algo pensando que esa vez sería la definitiva?

¿Cuántos lunes han comenzado diciéndote a ti mismo "de hoy no pasa"?

¿Te has culpado una y otra vez por no conseguirlo?

¿Todavía te sientes peor, no ya por fallarte tú, sino por fallar a los que te quieren?



Todas y cada una de estas preguntas han formado parte de mi vida mucho tiempo. Cuánto más




intentaba conseguir algo peor lo hacía, si me decía "fuera tristeza" más lloraba pensando en mi pena, si decidía "mañana salgo a la calle" pasaba la noche deseando que amaneciese lloviendo y así tener una excusa...

Pero llega un día que todo cambia, os aseguro que por mucho que penséis que no es posible lo es.

He pasado por todos los pensamientos negativos que tenéis ahora mismo los que pensáis que nunca seréis capaces de comenzar una vez más, los he vivido en primera persona y puedo aseguraos que, cuando nos dicen aquello de "lo bueno de caerse es que puedes levantarte y continuar" es cierto, NUNCA dejes de intentarlo porque el día que menos lo pienses, te habrás levantado y comenzado un camino, que al principio pisarás con miedo, pero que día a día te hará descubrir cosas nuevas, descubrirte a ti mismo.


Mi nombre ya lo sabéis, mi edad 44 años de vida pero con un espíritu infantil que se resiste a
abandonarme, "creedora con dos es de todo" hasta que no veo lo contrario, en el cielo viven mis abuelos, mis tíos, amigos, conocidos y ellos cuidan de mi, he notado que de vez en cuando bajan por aquí para darme una señal.

El verano es mi estación y la Navidad me hace feliz. Me siento cerca de Papá Noel y de los Reyes Magos, me gusta ser amiga de mis amigos, ayudar en lo que puedo y me duele fallar a la gente que quiero. Soriana de padre (Valdeavellano de Tera), aragonesa de madre (Zaragoza) y madrileña de adopción.

Fisicamente soy rubia (vale... teñida, aunque mi color de cabello es castaño) pero no tonta (o eso creo). Mi estatura es 1,65 cm. o 1,66 cm. según el médico que me talle y mi peso el día que comenzó todo 106,700 Kg. (me quedé con la cifra más baja después de subir y bajar varias veces de la báscula) porque osciló entre ese número y 107,200 Kg.
Lo que más ha llamado siempre la atención de mi ha sido mi melena y también algo que gusta mucho a los demás es mi sonrisa y sobre todo mi risa.

Podría seguir, pero creo que con estos datos ya podéis haceros una imagen de cómo soy, aunque debo de añadir una cosa más, una imagen mía, algo que hasta el día que acudí al programa y Jordi me hizo prometerle algo, para mi era el peor de los castigos.

Por este motivo no tengo muchas fotografías, esta es del 17 de septiembre, día en el que tenía la cena de cumpleaños de una amiga y forzada una vez más por los que me quieren nos fuimos mi inseguridad, miedo, tristeza, kilos y yo a esa cena.




Fotografía: Lola Tierno
17 de septiembre de 2014


Pero ahora vuelvo a recordar aquel 23 de septiembre porque ahí comenzó todo.

En mi caso mi punto y aparte, como yo le llamo, y que me llegó en forma de invitación (ojalá para ti Soñando entre Nubes sea tu invitación y decidas acompañarme).

Sin saber exactamente qué podría encontrarme al aceptarla e ir al programa "Hay una cosa que te quiero decir",  algo en mi interior me avisó que había llegado mi momento de decir basta, era una Señal (y lo escribo con mayúsculas porque otra cosa en la que creo es en ellas). Si alguien había pensado en mi para que pudiese vivir algo que no es lo habitual, tenía que intentar dar lo mejor de mi.

Y omitiendo los detalles de todo lo que sentí ese día, allí me planté a la mañana siguiente en la calle con mi ropa de deporte, mi móvil, auriculares y una botella de agua, recordando lo vivido en esa misma calle el día de antes cuando una cámara y un gran equipo detrás estuvieron a mi lado.

No sabía bien qué debía hacer pero me encontraba por primera vez con la fuerza suficiente para ir descubriéndolo, y comencé.

Comencé a caminar a paso ligero, y lo hice lo que mis kilos, o mejor dicho mis piernas y mi capacidad pulmonar, me permitieron. Conecté la radio para escuchar música y evitar que pensamientos negativos del tipo "no lo vas a conseguir" y algunos que dejo para mi por su dureza, acribillasen mi cabeza.

Todavía me asoman las lágrimas recordando esa sensación de falta de aire y los fuertes dolores que sufrí a partir del segundo día, el primero me sentí mucho mejor (imagen).
Era una sensación de fuego y dolor en las piernas que parecía que en cualquier momento fuesen a explotar, que mis rodillas fallasen y nunca más pudiese ponerme en pie, pero continué y ese primer día para mi fue una inyección, lo había intentado, sí, había dolido mucho pero lo había conseguido.



Fotografía: Lola Tierno



No te rindas, ponte a prueba una vez más, inténtalo porque aunque ahora no lo creas, eres más fuerte de lo que imaginas.



Yo sigo avanzando poco a poco, sé que tendré días mejores y peores pero también sé, que aunque el camino es largo, voy a completarlo.

Me despido de esta sección (Mi cambio) hasta el próximo miércoles, día en el que os contaré cómo fue mi primera sesión de Hipnobanda con Luis Navarro y los cambios que ya voy notando en mi cuerpo.
El domingo nuevo post de otra sección.



"Nunca dejes de Soñar"








5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, yo quiero y ahora sé que puedo!!

      Un beso enorme

      Eliminar
  2. Ole mi Lola!!!!!! Ya sabes que te queremos tal y como eres, pero sobre todo te apoyamos en todos los pasos que des para llegar a encontrarte a gusto contigo misma que es de lo que se trata. Un beso enorme de todo corazón ❤️❤️❤️❤️❤️

    ResponderEliminar
  3. Ay María, gracias... Sé que me apoyas y siempre lo has hecho. Gracias!!

    Un beso bien bien grande, que espero poder darte uno de tus viajes a Madrid

    ResponderEliminar
  4. Lola a mí me ha pasado mil veces con muchas cosas, el típico: "del lunes no pasa" y claro que pasa, del lunes y de la semana entera, no eres la única, somos muchos los que fallamos a nuestras intenciones, seguro que la gente que te quiere no siente que les has fallado....
    besos

    ResponderEliminar