viernes, 4 de diciembre de 2015

DIY Árbol de Navidad

Ya estamos en diciembre y todo lo que nos rodea se viste de Navidad ¿verdad? Son días que disfruto igual que cuando era niña, que espero con ilusión y vivo con intensidad. 

Intento rodearme del ambiente que me haga ver Navidad nada más levantarme y no hay nada que me guste más que unas luces intermitentes y el reflejo de ellas en los adornos.



Imagen: Soñando entre Nubes (Lola Tierno)




No puedo evitar, un año más, recordar cómo vivíamos este mes en mi trabajo. Eran días en los que aunque el ritmo era frenético se respiraba algo muy especial, todo era alegría y sonrisas mezcladas con la presión por que todo saliese perfecto. 
Nuestros clientes desprendían felicidad y yo disfrutaba con cada preparativo, viendo como llegaban regalos para mis jefes, de proveedores, amigos... que desenvolvía con ellos y en ocasiones compartían conmigo. 

Cuánto daría porque aquello volviese... volver a oír como Dña. Chelo (mi jefa) se acordaba de toda la familia de la gallina trufada que tenía entre manos jajajajaja (plato estrella de Príncipe de Viana en Navidad) y que año tras año tenía que supervisar la elaboración junto al jefe de cocina. Cuánto daría...

Este año estos días serán más difíciles que nunca para ellos, mis jefes, los que fueron casi parte de mi familia durante casi 20 años... 

Iñaki Oyarbide (hijo, sobrino, hermano, padre, esposo, amigo...) te fuiste al cielo después de luchar mucho y quiero pensar que fue así porque necesitaban un buen chef allí arriba en las Nubes, porque eras todavía joven, había tiempo para ello pero... Seguro que la cena de Nochebuena de este año sabrá a Gloria allí dónde estéis...

Podéis imaginar que siendo una friki navideña, los post de este mes, como ya comenté la semana pasada, iban a ser dedicados a ella, con ideas para adornar nuestra casa, negocio, despacho, mesa de trabajo, qué regalar...

Hoy vamos a hacer un nuevo DIY Navideño, un pequeño árbol a partir, de una también pequeña rama seca, y que resulta ideal si no tienes mucho espacio en casa para grandes adornos o para dar a tu mesa de trabajo un aire de Navidad que te haga trabajar con una sonrisa.


COMENZAMOS




Materiales

Rama seca
Macetero, cubo, cristal... 
Corcho para flores (en floristerías y bazares)
Musgo artificial (en bazares)
Alicates de corte, de punta redonda...
Tijeras y cuchillo
Bastoncillos de alambre para bisutería o alambre sin más (en bazares, zona de abalorios)
Abalorios, piedras de colores... (en bazares, zona de abalorios, hipermercados, mercadillos...)
Bolas de Navidad (éstas las compré en Ikea pero también las hay en hipermercados, Leroy Merlin, mercadillos navideños...)
Cuerda rústica, de colores, cintas de algodón...
Limpiapipas (en bazares, zona de manualidades)





Pasos a seguir


Comenzamos por cortar el corcho a la medida del recipiente que vamos a utilizar como maceta de nuestro árbol, en mi caso un cubo de zinc (me encanta este metal) y lo colocamos en su interior.






Una vez colocado en el interior, pincharemos en él la rama seca, que hará de esqueleto de nuestro árbol y cubriremos con el musgo artificial toda la base, de forma que no se vea el interior.








Es el momento de comenzar a adornar nuestro "pequeño" con los materiales que hemos elegido y que no tienen porqué ser como los míos, este año lo he decorado en tonos pastel, que sabéis que me pierden, pero para el año que viene probablemente le de un giro completo...

Para que me resultasen más cómodas de colgar las bolas, utilicé cuerda rústica con la que hice unas pequeñas pulseras.


Imagen: Soñando entre Nubes (Lola Tierno)
 


Para colocar los abalorios en las ramas hice pequeños colgadores con los bastoncitos de metal para bisutería, si no tenéis o no los encontráis un alambre blandito os servirá también.
Con la ayuda de los alicates de corte y punta redonda daremos forma al colgante.


  

Ya podemos ir colgando los detalles que vestirán nuestro árbol de Navidad como más nos guste y buscar la mejor ubicación para disfrutar de él.


Me gusta mirarlo mientras me tomo un té con leche, me siento muy acompañada ;-)

Creo que no os he comentado nunca lo mucho que me gustan los ciervos, imagino que el haberlos visto desde pequeña en mi querido Valle tiene mucha culpa de ello. Allí es habitual que aparezcan a cualquier hora del día, hay que tener mucha precaución al conducir...


 


Utilicé los limpiapipas para dar más luz en algunas zonas como tronco y ramas.







Imagen: Soñando entre Nubes (Lola Tierno)







En esta fotografía se me ve reflejada en la bola de Navidad :-)


¡¡Espero que os haya gustado el resultado tanto como a mi!!

 ¿Te animas a hacer tus adornos de Navidad?

Gracias por estar cerca de mi.

(Imágenes Soñando entre Nubes, Lola Tierno)



"Nunca dejes de Soñar"

2 comentarios:

  1. Precioso Lola! Es una pena que la gente se vaya antes de hora, siento mucho tu pérdida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Precioso tu árbol con ramitas un beso😘

    ResponderEliminar