viernes, 30 de octubre de 2015

Tutorial DIY bombilla-florero para colgar

Ya sabéis lo que me gusta la decoración y en especial los pequeños detalles que hacen distinto un lugar, hoy vamos a hacer uno de ellos y estoy segura que os va a encantar.

Llevaba mucho tiempo viendo imágenes de lo que hoy os enseño, cómo hacer un florero para colgar con una bombilla, pero como suele pasar (o por lo menos a mi me pasa), nunca me decidía a hacerlo.

El de hoy es un DIY* original, económico y que según los materiales que utilicéis se adaptará perfectamente a cualquier ambiente y estación.  
*DIY ("Do It Yourself" en inglés, "Hazlo tú mismo" en español)

He intentado hacer fotografías lo mejor que he podido, con ayuda de trípode, porque ya sabéis que llevo un tiempo aprendiendo a utilizar mi réflex en modo Manual, así que... entre comenzar el proceso, pensar en aperturas, diafragmas, velocidades, composición de la imagen... éste fue el resultado.

No sé si quedan muy claros los pasos a seguir, por lo que he pensado, que quizás con un vídeo sería mucho más sencillo de entender así que igual me animo y grabo un tutorial y si queda medianamente visible (cosa que dudo porque no lo he hecho nunca) haré un nuevo vídeopost que complemente éste de hoy.


Comenzamos

Materiales:

Bombilla de casquillo metálico (incandescente)
(Mirad si tenéis alguna guardada sin utilizar o incluso fundida, yo tuve que comprar porque ya no utilizamos en casa bombillas de este tipo, en los bazares cuestan sobre 60-90 cts.)

Alicates, de corte y de punta redondeada (son los que yo he utilizado) 

Tijeras

Cuerda, cinta o el material que más os guste para colgar la bombilla

Cola Blanca

Flores

Mucho cuidado y delicadeza ya que tenemos entre manos cristal (nunca mejor dicho)


Antes de nada... Este tutorial NO deben de hacerlo niños, los materiales a utilizar son peligrosos y nada indicados para ellos. Igualmente, los adultos hemos de tener especial cuidado a la hora de realizar cortes al metal y al cristal, por lo que conviene proteger la vista con unas gafas, toda precaución es añadir seguridad.



Comenzamos haciendo un pequeño corte en el metal

Con la ayuda de ambos alicates iremos cortando y abriendo el casquillo

Imágenes: Lola Tierno B. (Soñando entre Nubes)

Corte (de la parte que cierra el casquillo) casi completo

Momento de realizar el último corte para separar la tapa del resto del casquillo de la bombilla

Ahora con mucho cuidado hemos de ir quitando esa pasta dura de color mostaza, yo lo he hecho "pizcando" con ambos alicates

Es el momento de cortar el cristal del tubo del filamento (despacio y con mucho cuidado, sin olvidarnos de proteger los ojos) Una vez hecho el corte, la pieza quedará suelta y es el momento de vaciar el contenido sobre una mesa.

Con ayuda del alicate de puntas redondas, doblaremos hacia dentro el metal, de esta forma eliminamos los bordes cortantes.

Cortamos un trozo del material que hayamos elegido para colgar la bombilla, en mi caso cordón rústico.

Sujetamos el cordón con la ayuda de un poquito de celo por cada lado, apretando para que quede bien sujeto

Imágenes: Lola Tierno B. (Soñando entre Nubes)

Colocamos el cordón, con firmeza pero con cuidado, alrededor del casquillo.

Para finalizar vamos aplicando pequeños caminos de cola blanca y con el dedo repartimos por el cordón,  cuando seca queda transparente.

 Es el momento de esperar a que la cola seque completamente y después colocar las flores elegidas, en mi caso he utilizado la Paniculata que teñí de color rosa y que podéis recordar cómo lo hice pinchando aquí. 
Si utilizáis flor fresca tendréis que añadir un poquito de agua para que se mantenga mejor. 

Ya sólo nos queda pensar dónde colgarla, aunque os aseguro que luce allí dónde se pone.


Decoración






























Espero vuestros comentarios para saber si os ha gustado el resultado tanto como a mi y me encantaría, que si os animáis a hacer este DIY me etiquetéis en la fotografía (si la publicáis en Instagram, Facebook o Twitter) para ver lo bonito que os ha quedado.


¡¡Feliz fin de semana!!


"Nunca dejes de Soñar"

viernes, 16 de octubre de 2015

Un pequeño rincón gourmet y artesano en El Valle




Para mi, una de las cosas que pone el broche final a una buena estancia, visita, paseo o lugar de vacaciones, es una tienda dónde poder encontrar esos productos que hemos tenido la suerte de disfrutar en la zona, productos artesanos hechos con mimo y con las mejores materias primas. Es una forma de poder llevar contigo momentos que ya han quedado en tu mente, una forma de revivirlos nuevamente en el calor de tu casa.




Cuando he utilizado al principio del post la expresión "poner el broche final", lo he hecho recordando el amargo sabor que nos quedó este verano, cuando una mañana de agosto la dedicamos a visitar nuevamente, después de muchos años sin hacerlo, la Ermita de San Saturio en Soria.






Ya solamente ver el espacio que estaba destinado a tienda daba miedo, una habitación fría en todo el sentido de la palabra que invitaba a salir de allí sin ni siquiera haber entrado, por no hablar de lo que encerraba el cristal del mostrador y que supuestamente lo que allí guardaba respondía al nombre de souvenirs, omito detalles pero ni una postal bonita pude llevarme.

¿Tan difícil es acondicionar una tienda que invite a entrar y unos productos relacionados con el lugar que digan llévame contigo? Parece ser que sí...

Todo lo contrario os pasará cuando visitéis El Valle, conocido de varias formas, Valle de Tera, Valle del Razón, Valle de la Mantequilla y hasta la pequeña Suiza soriana y en concreto un pequeño rincón gourmet que acaba de nacer en el mes de julio en Valdeavellano de Tera y que se une al comercio que ya existía en él, panadería De Pablo, la tienda de Silvia, donde puedes comprar casi de todo y si no lo tiene ella intentará traerlo para ti, la farmacia, casas rurales, Hotel Teratermal (Spa), El Mesón de Sime y la Taberna de Pololo y Villabamba.

Este pequeño rincón gourmet es el Sueño que ha hecho realidad mi amiga Guadalupe y que dejo aquí, entre Nubes, para que puedas incluirlo en tu lista de sitios imprescindibles a visitar en el Valle y más concretamente en Valdeavellano de Tera, mi paraíso entre montañas.












Cervezas artesanas








Aceite de oliva con trufa


Legumbres


Caracoles


Setas y boletus deshidratados


Mantequilla de Soria dulce


Quesos y mantequilla de Soria natural y salada






Dulces artesanos 






Jalea, propóleo, velas de cera de panal






Velas, abanicos y paraguas pintados a mano por Inmaculada Millán




Cerámica de Marta Arribas








Imágenes: Lola Tierno (Soñando entre Nubes)


Estas imágenes fueron tomadas por mi este pasado mes de agosto, ahora es temporada de setas y la tienda se ha llenado de cestas hechas a mano, navajitas especiales para tal fin y además ahí mismo podéis obtener el permiso de recolección de setas obligatorio. 
El otoño además, ha dejado en la tienda mermeladas artesanas de pétalo de rosa, lilas y fresitas entre otras, para poder disfrutar de los desayunos más especiales y sanos. 

Guadalupe, toda la suerte del mundo para ti, vas a ser la "culpable" de muchos buenos momentos de todo el que por allí pase, el mío sin ir más lejos en el puente de Diciembre ;-)



Productos Naturales y Regalos del Valle de Tera
C/ El Chorre 3
42165 Valdeavellano de Tera (Soria)


"Nunca dejes de Soñar"